Un nuevo comienzo

Un nuevo comienzo

Un nuevo comienzo

Siempre existirá una nueva oportunidad para comenzar de nuevo y aunque el miedo a los cambios puede incrustarse en el corazón de las personas, puedes llegar a alcanzar muchas cosas, todo depende de ti porque cada día es una oportunidad para volver a brillar.

“Dicen que cuando se acerca fin de año los ángeles curiosos se sientan al borde de las nubes a escuchar los pedidos que llegan desde la tierra.

– ¿Qué hay de nuevo? -preguntó un ángel pelirrojo, recién llegado.

Lo de siempre: amor, paz, salud, felicidad…- contestó el ángel más viejo. Y bueno, todas esas son cosas muy importantes. Lo que pasa es que hace siglos que estoy escuchando los mismos pedidos y aunque el tiempo pasa los hombres no parecen comprender que esas cosas nunca van a llegar desde el cielo, como un regalo.

– ¿Y qué podríamos hacer para ayudarlos? – preguntó el más joven y entusiasta de los ángeles.

– ¿Te animarías a bajar con un mensaje y susurrarlo al oído de los que quieran escucharlo? – preguntó el anciano.

Tras una larga conversación se pusieron de acuerdo y el ángel pelirrojo se deslizó a la tierra convertido en susurro y trabajó duramente mañana, tarde y noche, hasta los últimos minutos del último día del año. Ya casi se escuchaban las doce campanadas y el ángel viejo esperaba ansioso la llegada de una plegaria renovada. Entonces, luminosa y clara, pudo oír la palabra de un hombre que decía: “Un nuevo año comienza. Entonces, en este mismo instante, empecemos a recrear un mundo distinto, un mundo mejor: sin violencia, sin armas, sin fronteras, con amor, con dignidad; con más maestros, con más escuelas y con menos pobres. Unamos nuestras manos y formemos una cadena humana de niños, jóvenes y viejos, hasta sentir que un calor va pasando de un cuerpo a otro, el calor del amor, el calor que tanta falta nos hace. Si queremos, podemos conseguirlo, y si no lo hacemos estamos perdidos, porque nadie más que nosotros podrá construir nuestra propia felicidad”.

¡Esfuérzate y sé valiente!

Los inicios pueden ser difíciles, pero es el comienzo para una realidad diferente, para ser lo que siempre quisiste, no te detengas y se perseverante.

Si algunas vez necesitas llorar, hazlo, si necesitas detenerte un tiempo, detente, si necesitas volver a empezar… empieza de nuevo.

No hay reglas escritas sobre cómo hacerlo, deja atrás las críticas y los prejuicios. Es hora de convertirte en el protagonista de tu vida; las expectativas de los demás siempre estarán presente, pero te en cuenta, que sus sueños no son los tuyos, que puedes traspasar horizontes si lo deseas, conservando aquella esencia que te hace único/a y lo más importante es que tú seas feliz siendo una mejor persona, algunos lo aceptarán y te amarán por eso, otros te juzgarán y se opondrán, pero recuerda, eres Tú.

Paso a paso, sera mejor

Los cambios trascendentales van paso a paso, con una acción diaria. Comienza cambiando tus pensamientos negativos por positivos, sonríe, se amable con tu prójimo. Cada acción enriquecerá tu vida y mejorará en el entorno para los demás.

Para la familia siempre será importante la felicidad de sus integrantes y las decisiones que tu tomes pueden ayudar a brillar a los demás también. El desglose de cada una de las acciones que empezaras a realizar será de gran estima y construirás tus expectativas de un nuevo comienzo. Recuerda, los fracasos o errores son nuevos aprendizajes.

 

Fuentes de consulta

http://www.luisgalindo.com/un-nuevo-comienzo/

Deja una respuesta