7 prácticas que fomentan el respeto en niños y adolescentes

7 prácticas que fomentan el respeto en niños y adolescentes

Es una realidad que muchos de los aprendizajes se adquieren mediante la imitación, dentro de ellos se incluyen las conductas. La gran mayoría de niños y adolescentes repiten conductas que presencian o experimentan en los entornos en los que se desenvuelven. Esta información ayuda a denotar que es de vital importancia que los padres se conviertan en un modelo de referencia positivo para sus hijos en todo lo que realizan. De forma que, para ver un comportamiento determinado en los hijos, se requiere que los padres sean los primeros en ponerlo en práctica.

A continuación, se plantean 7 consejos prácticos para que en casa sea fomentado el respeto, recordando que, si los niños y adolescentes presencian y experimentan respeto, adoptarán y aplicarán el mismo en las diferentes situaciones de la vida diaria.

  1. Trate a sus hijos como las personas más importantes del mundo

Es imprescindible que haga sentir a sus hijos que los valora y que son muy importantes para usted. Cuando haya llegado a planear alguna actividad con los mismos, no interponga otras situaciones que los hagan sentirse desplazados o que todo está antes que ellos.

2. Dar amor sin condiciones

Los hijos jamás deberían realizar acciones para ganarse el amor de los padres. El amor se lo da manera incondicional, no por las buenas o malas acciones que tuvieran lugar. Así que, como padre asegúrese que sus hijos sepan que usted estará con ellos pase lo que pase, con la corrección pertinente cuando la situación lo amerite, consolándolos cuando se haga necesario o sencillamente aplaudiendo todos y cada uno de sus logros.

3. Escuche con atención y respeto

Escucharlos es fundamental

Cuando sus hijos hablen, detenga todo, présteles la atención del caso y concéntrese en lo que le están manifestando. Así, ellos sentirán que valora sus opiniones y que quiere escuchar sobre su sentir, miedos, inquietudes, dificultades o anécdotas del día. Esto no sólo fortalecerá la relación entre padres e hijos, sino también la confianza.

4. Comunique respeto con todo su cuerpo

Recuerde que no sólo comunica con sus palabras, sino también con los movimientos y señales de su cuerpo. Cuando sus hijos le cuenten o soliciten algo, cuide en gran medida su respuesta pues quizá con sus palabras la misma sea afirmativa, pero con su gesticulación o movimientos corporales de otra señal.

5. Desarrolle conceptos positivos en sus hijos

Aquí, merece la pena resaltar una frase que dice “Si el apodo no es respetuoso, es mejor no usarlo”. Es realmente trascendental que como padre deje de utilizar etiquetas negativas con sus hijos, pues los mismos se las creen y desarrollan esos comportamientos no deseables. Así, las palabras terco, necio, hiperactivo, torpe, no pueden ser parte de su vocabulario, únicamente aquellos términos positivos.

6. Diga a menudo a sus hijos cuánto los ama y aprecia

Nunca asuma que sus hijos conocen los sentimientos que usted tiene hacia ellos. Siempre es necesario decirles que los ama y por qué está agradecido por sus vidas, de esa forma ellos aprenderán a amarse, valorarse y respetarse.

7. Disfrute del tiempo que comparte con sus hijos

Sus hijos nunca olvidarán el tiempo que pase con ellos
Sus hijos nunca olvidarán el tiempo que pase con ellos

Hágales sentir a sus hijos lo mucho que disfruta de estar con ellos, no hay mejor manifestación de respeto que esta. Reserve en su agenda tiempos especiales para los mismos y para la planificación de actividades tome en consideración sus gustos e intereses.

Fuente: The Robert D. and Billie Ray Center – Drake University – Character Counts

Deja una respuesta